29-04-2015

30 jóvenes de entre 16 y 25 años reciben el certificado y el diploma del curso que les capacita para trabajar en el campo informático. Destacado

Se trata de la Escuela Taller ’Residuos y Creatividad’, que se ha desarrollado en el CPIT y en el segundo semestre han sido contratados como trabajadores del Ayuntamiento

 

Esta mañana, la alcaldesa de Torrelavega, Lidia Ruiz Salmón, el concejal de Empleo, Javier López Estrada y la consejera de Empleo, Cristina Mazas, han asistido a la clausura de la Escuela Taller’Residuos y Creatividad’, en un acto en el que los responsables públicos han entregado los diplomas a los alumnos que han participado en el programa que se ha desarrollado en el CPIT.

 

La alcaldesa ha sido concisa y les ha mandado un mensaje de ‘agradecimiento por el destacado interés que han mostrado en este curso’ que está dividido en dos fases de seis meses; la primera de formación, y en el segundo semestre han sido contratados como trabajadores del Ayuntamiento en ese campo.  

 

Los 30 alumnos que han participado en el taller se han formado en dos especialidades asociadas a certificados de profesionalidad: el montaje y reparación de sistemas microinformáticos (15 alumnos) y la operación de sistemas informáticos (15 alumnos), en ambos casos, incluidos en el nivel 2 de la familia profesional de Informática y comunicaciones.

 

Así, el concejal de Empleo, ha destacado el excelente trabajo práctico que han realizado durante el curso, por ejemplo, ha dicho, ‘en la Hemeroteca ayudando a digitalizar documentos o montando ellos mismos un aula de trabajo para desarrollar el proyecto de La inmobiliaria’. ‘No solo habéis aprendido, sino que le habéis aportado un valor al Ayuntamiento’, les ha asegurado López Estrada.

 

Durante el acto, los minutos previos, los alumnos han proyectado un vídeo que ellos mismos han montado y que, según los tres responsables públicos, ‘pone de manifiesto el gran aprendizaje que han adquirido durante este año’  animándoles ‘a seguir implementando los conocimientos adquiridos, a no pararse, a seguir firmándose y después diseñar su propia iniciativa empresarial’.

 

Ruiz Salmón y López Estrada han coincidido en destacar la importancia de que mantengan e intensifiquen los contactos personales que han hecho durante este curso con el resto de alumnos ‘porque todos enfocáis vuestro futuro profesional a este campo de la informática y los contactos pueden ser muy importantes en este proceso’.

 

‘Podéis seguir formándoos, podéis buscar un empleo o podéis configurar vuestro propio proyecto empresarial, haced cualquiera de las tres cosas, pero seguid en conexión y en movimiento, el primer paso de un camino es el más difícil, pero el sector de la informática está en pleno desarrollo y vosotros ya tenéis el primer paso, la formación’, les ha transmitido el concejal de Empleo.

 

Por su parte la alcaldesa les ha dado las gracias por haber volcado todo su interés e ilusión en este curso y asimismo, a la consejera de Empleo, ‘porque sin la aportación económica del gobierno de Cantabria y del Fondo Social Europeo este proyecto no sería posible’.

 

En este sentido, Mazas se ha congratulado de ver a tantos jóvenes- el curso es para alumnos entre 16 y 25 años- con empuje y ganas de insertarse en el mundo laboral y, reconociendo que la coyuntura aún es complicada, les animado a trabajar por ello, a no cejar en el empeño y a buscar su hueco en el mundo laboral, así como ha refrendado la intención del Gobierno de Cantabria de seguir apostando por el empleo y por este tipo de proyectos.

 

Datos del Programa

 

La escuela taller se inició el pasado 1 de mayo de 2014, y concluirá el 30 de abril de 2015. La actividad se desarrolla en las instalaciones del Centro de Promoción e Innovación Tecnológica (CPIT).

 

La Escuela Taller “Residuos y Creatividad” es un proyecto promovido por el Ayuntamiento de Torrelavega, subvencionado por el Servicio Cántabro de Empleo y cofinanciado, al 50%, por el Fondo Social Europeo. La subvención recibida para la puesta en marcha del mismo asciende a 333.439,80 € para un proyecto de un año de duración, dividido en dos fases de seis meses.

 

Como proyecto de formación en alternancia, la escuela taller contempla la realización por parte de los alumnos y alumnas de una obra o servicio de uso público que les permita adquirir las competencias profesionales en el ámbito del certificado de profesionalidad, lo que les capacitará para su futura incorporación al mercado laboral, por cuenta propia o ajena.

 

En el caso de la Escuela Taller “Residuos y Creatividad”, se han desarrollado una serie de micro-proyectos que giran entorno al reciclaje y la reutilización de componentes y equipos informáticos, buscando soluciones innovadoras hardware-software que permitan nuevos usos de carácter público. De este modo, y bajo la tutoría de tres formadores, se han puesto en práctica técnicas de inventario, diagnóstico, recuperación de equipos, seguridad informática, etc., explorando diferentes alternativas de software y sistemas operativos, con especial interés en el software libre.

 

El proyecto de Escuela Taller “Residuos y Creatividad” apuesta por la combinación de nuevas tecnologías y reciclaje en una filosofía de reutilización frente al consumo desmedido y superfluo. La producción de equipos informáticos y electrónicos consume una gran cantidad de valiosas materias primas y energía, y su eliminación tras ser retirados del uso es compleja y genera residuos altamente contaminantes. La búsqueda de nuevas funciones para equipos en desuso que puedan recuperarse es una oportunidad para encontrar una segunda vida a los mismos, reducir el volumen de residuos y el consumo de materias primas y energía. Este nuevo paradigma económico, en el que los productos se reutilizan y se reciclan se conoce como economía circular.

 

 

Perspectivas de empleo

 

El campo de la informática y las nuevas tecnologías es un nicho de mercado en el que, pese a las dificultades económicas de los últimos años, se sigue generando empleo. Unas oportunidades de empleo que se amplían a medida que la informática va impregnando cada vez más aspectos de nuestra vida cotidiana. Un ejemplo son los teléfonos móviles inteligentes  o smartphones, dispositivos que pese a su reducido tamaño no se alejan mucho de las prestaciones y funcionalidades de un ordenador tradicional. En este contexto de creciente informatización de la sociedad, la demanda de profesionales acreditados para la realización de estas tareas es también creciente.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

2013 Ayuntamiento de Torrelavega